Capítulo 52: Teatro

Me encanta el teatro :3 

Salgo nervioso de entre bastidores

mezclándome entre los otros actores.

Todo esta listo: luces, música, atrezzo,

la función ya va a dar comienzo.

El guión lo tengo muy aprendido

de tantas veces que lo he repetido;

tantas funciones, todas iguales,

siempre haciendo los mismos personajes.

De pronto te veo espiando tras el telón

con una sonrisa llena de emoción,

que con la cara maquillada apenas se ve

pero mirando tus ojos yo lo noté.

Observas el publico mientras se sienta,

y como a mí al verte, tu corazón tiembla.

Mientras me acerco, te alejas y me deseas suerte

y en mi boca solo dejas un suspiro fuerte.

Las luces se apagan y todos en sus puestos:

los actores tras la tela, los espectadores en sus asientos,

se levanta la cortina, todo el mundo callado,

de pronto se enciende un foco: la función ya ha empezado.

Y yo como siempre, interpreto al protagonista:

hago de músico, valiente, noble y altruista,

nada que ver con mi otra realidad,

donde sólo cuento mentiras y nada de verdad.

Mi objetivo como siempre, rescatar a la princesa,

que sólo podías ser tú, de entre todas la más bella,

salvarla de un destino cruel a manos de otro hombre,

ruín, malvado y zafio son sus otros nombres.

Prometida por tus padres con aquel bastardo rico,

entonces aparezco yo, para librarte de tu destino.

Para ello te escribo poemas y canciones con amor,

no me hace falta actuarlas, ya me salen del corazón.

Y tu como siempre, las escuchas embelesada,

casi parece como si de verdad te importaran,

sin saber ni imaginarte lo que siento:

que para mi esta historia no es un cuento.

La actuación sigue su curso, desvelando nuestra pasión,

que aunque bella e increíble, yo ya sé que es ficción,

tus dialogos son muy buenos, tus palabras mi alegría,

una pena que tan sólo sea todo una mentira.

Ya llega el final, el villano ya está muerto,

te agarro por la cintura y nos fundimos en un beso,

un instante que parece prolongarse eternamente,

pero que quizás solo ocurre en mi mente.

Se baja el telón y volvemos a los camerinos,

yo entre bien y mal, entre alegre y hundido.

Al salir, te encuentro delante de la puerta,

intercambiamos alguna frases, algunas sonrisas huecas,

entonces te disculpas y sales corriendo a abrazarte,

a tu príncipe azul, al que de verdad amaste.

Pero eso para mi ya es otra historia,

si es sincera o falsa eso a mi no me importa.

Me alejo bajo la lluvia, bajando la mirada,

intentando olvidarte, pero sin servir de nada.

FIN

Banda Sonora: Antònia Font – Calgary 88

Feliz Semana Santa! Pasaoslo bien (pero con moderación) y disfrutad de las pequeñas cosas de la vida!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s