Capítol 33: Decepció

Fa una setmana em sentia orgullós del meu poble. De la rebelió que es va aixecar, del crit indignat i cansat de la gent, dels somnis efervescents que sorgien entre pancartes i debats, de veure que per un cop, les coses estaven canviant.

I ara la gent del meu poble, la de la meva terra m’ha decepcionat enormement:

·Per no entendre el missatge que se li estava enviant durant les eleccions municipals. Per no aportar alternatives a un bipartidisme que ens treu llibertats a l’hora escollir.

http://elestafador.com/wp-content/uploads/2011/05/Toni_T_Morro.jpg

·Per la rápida i cruel represió que han patit els indignats: injusta, innecesaria e intolerant. El govern continua sense donar solucions pacífiques als problemes que li venen a sobre.

http://elestafador.com/wp-content/uploads/2011/05/biedrico.jpg

·Per la falta de consideració d’alguns polítics i mitjans envers aquest moviment. La desinformació i la confusió fa que el missatge no sigui clar, que es malinterpreti o que passi inadvertit.

http://elestafador.com/wp-content/uploads/2011/05/carlos_villafranca_11.jpg

·Pero sobretot, estic decepcionat amb el resorgiment de la xenofobia i l’odi envers la inmigració. De veure com la gent s’está equivocant d’enemic, com estan culpant a qui, com nosaltres, són unes victimes més de la crisi. De veure com la manipulació i la falta de valors auténtics han arribat fins aquest punt. M’ha decepcionat que hagis triat aquesta opció, Espanya. Et creia més adulta.

Tot això no fa més que evidenciar una cosa: hem de seguir lluitant. Perque encara queden moltes coses per solucionar, encara queda molta merda per treure.

Us deixo amb un vídeo que m’he trobat aquest matí, molt divertit i aclaridor:

Bona nit i que difruteu del Barça d’avui.

PD/ Totes les imatges estan tretes de http://elestafador.com/ i pertanyen als seus creadors, sense cap voluntat de diners ni res de res.

PPD/ Época d’examens, si em veig en cor renovo, sino doncs no.

Capítulo 32: Indignación

*Aclaración: Todas las opiniones que van a ver no son mías, este texto es una IRONÍA. Pero seguro que habrá alguien para lo que vaya a decir sea verdad. Dicho esto, sigan disfrutando de la película.

Pero bueno, qué está pasando aquí!? Me voy unos días de viaje y cuándo vuelvo, me encuentro todo hecho un desastre! Gente berreando por las calles, cazuelas sonando a todo trapo, carteles por doquier, multitudes acampando en las plazas! Por favor, ni que estuviéramos en guerra!

«Los Indignados» se hacen llamar. Pero indignados de qué!? Si es que TODO VA BIEN!! Bueno vale, estamos en crisis, pero eso ya lo solucionarán los de arriba. Nosotros no podemos hacer nada, NADA! Bueno vale, podemos quejarnos, pero no nos lleva a ninguna parte. Un cambio de sistema? Una nueva forma de hacer política? Una revolución ética? Eso sólo destroza los cimientos sobre lo que se ha creado el Mundo! Y si lo destrozan todo qué queda!? NADA! Un vacío donde NADA es posible. Porque ya lo hemos visto TODO, la história ya esta escrita y nosotros ya no formamos parte de ella.

Todo aquel que se está manifestando es un antisistema, un idealista, un iluso, un multi-terrorista: pro-ETA, pro-Alqaeda y pro-PSOE, un anarquista, un destructor de fundamentos, un crío maleducado, un fumeta, un drogadicto, un rojo, un rebelde, un paria, un inadaptado, un sin-sentido, UN SOÑADOR!

No hay ninguna realidad ahí fuera! El único camino posible es el que ya está marcado. Porque unos cuantos salgan a la calle y griten tonterías sin sentido no va a cambiar nada, verdad?

Verdad?

Hola?

FIN (yo espero que no, que solo sea COMIENZO)

Ismael Serrano – Volveremos

PD/ Lo volveré a repetir, por si alguien no lo ha pillado o leído:

IRONÍA IRONÍA IRONÍA IRONÍA IRONÍA IRONÍA

PPD/ Vídeo resumen del 15-M:

PPPD/ Ja no saben qué inventar aquests del PP…

Capítulo 11: Historias (El nombre del viento)

En el mundo hay una infinidad de historias. De echo, habría infinitas si el olvido, la censura y la incineración de conocimiento no hicieran tan bien su trabajo.

Todos llevamos una historia dentro en la que sólo somos un personaje más de ella, un espectador de los sucesos que sale a intervenir de vez en cuando. Aunque a la vez somos tambien narradores, en tanto que nosotros decidimos cómo escribir nuestra historia, pese a las adversidades que nos ponga la trama

La trama puede ser más larga o más corta, más alegre o triste, pero en la mayoría de casos tiende a desarrollarse del mismo modo: nacemos, crecemos, vivimos i morimos. Aunque eso no hace que no merezcan ser escuchadas, ya que cada cual aporta su propio grano de arena a su relato, creando un mosaico variopinto de historias conocidas pero diferentes.

La de Kvothe es especial. Al principio la resume en 6 palabras: «Viajé, amé, perdí, confié, me traicionaron». Hasta que decide explicarla con atención y dice que le llevará tres días contarla. El primero de ellos lo empieza en «El Nombre del Viento» (de Patrick Rothfuss).

Los grandes hombres suelen tener grandes historias y las grandes historias suelen llevar tiempo en contarlas. Kvothe, que ha sido un músico, un mendigo, un ladron, un mago, un heroe, un asesino, una leyenda, un mito, un tabernero, se le podría considerar uno de esos hombres.

Es una historia que promete mucho. Épica, fantástica, dramática, profunda, con personajes muy carismáticos y una trama muy adictiva. Una de esas historias que se han de leer para creer. Y sólo es el comienzo de una gran saga. Espero que haga honor a mis expectativas.

El 1 marzo salé en inglés la segunda parte de esta historia: «The Wise Man’s Fear». Traducido sería: «El Miedo del Hombre Sabio». No tengo ni idea de cuando saldrá en castellano (supongo que varios meses después). Pero si estais interesados y os gusta la aventura fantástica, ya podeis empezar a leer, porque Kvothe no os decepcionará. Espero.

Un 9 sobre 10, por no ponerle un 10 y que me salten los críticos. Así está bien. Se lo merece

PD/ Se que aquí no entra nadie (solo el par de personas que envié) pero me veo en la obligación de deciros que no tengo intención de escribir en el blog porque se acercan los examenes. Necesito estar concentrado.

PPD/ Trailer del Nombre del Viento:

Capítulo 3: Entre dos mundos (La mano de Fátima)

Por fin he terminado de leer este gran libro del autor de La catedral de mar, Ildefonso Falcones. Como en la anterior, es una novela histórica, ambientada esta vez en la Andalucía del s.XVI y que narra las aventuras de un morisco, Hermando, hijo de una musulmana forzada por un sacerdote, que se ve repudiado por ambas comunidades.

Algunas de las críticas que ha recibido el libro no han sido del todo amigables. Y lo entiendo, ya que es un libro muy denso (900 paginas no se leen en dos días) y en el cual la trama se va mezclando con referencias sobre la época, que muchos tildan de innecesarios y cargantes. Para mi no lo han sido, ya que ésta no es sólo la história de Hernando sino la de toda su comunidad, y también creo que es imprescindible el contexto para que la trama pueda entenderse facilmente. Podría haberlo hecho más corto? Tal vez, pero cada autor tiene su estilo e Idelfonso ya nos mostró que no le van las cosas breves.

Tambien se han quejado algunos de los sangrientos sucesos que ocurrieron entre cristianos y musulmanes. Dicen que el autor se excede un poco a veces. A estos les digo que dejéis de evadiros de la realidad, esto es história. Pasó. Te guste verlo o no. Está pasando ahora mismo. La gente sufre, roba y muere constantemente, de forma cruel y horrible, por mucho que a ti no te venga en gana verlo.

Aparte de eso, la novela és muy buena. No me importa si es mejor o peor que la que escribió primero. Cada novela es una história diferente, y debe ser tratada como tal. Yo apoyo ésta por su buena base documental y su trama adictiva (que reluce sobretodo al final). Un 8,1 sin lugar a dudas (resta puntos su magnitud y algunas pequeñas acciones que suceden en la trama).

Y ahora, toca reflexión. Hernando vive preso entre la lucha de dos religiones, dos culturas diferentes, que cohabitan desde hace mucho y que comparten muchas similitudes entre ellas (y que aún así se detestan).  Dos bandos (uno hegemónico, el otro minoritario) que pugnan por aplastar el uno al otro. Eso me recuerda a otra lucha que tambien tuvo (o mejor dicho está teniendo) lugar en estas tierras, una confrontación entre dos lenguas nacidas de la misma raíz pero que han derivado de forma diferente y se han visto enfrentadas por el odio y la voluntad de poder.

Y entre esa lucha estoy yo (estamos todos), navegante de dos lenguas, partícipe de ambos bandos, traidor de los extremos, guerrero cambiante, sufridor ajeno, soñador de paz.