Ventana

Miras por la ventana y ves como las gotas repican contra el cristal y van cayendo lentamente como lágrimas llenas de pena. Cuando ese pensamiento pasa por tu mente oyes un gimoteo lejano, el llanto Mami de un niño Mami retumbando en el fondo de tu Mami cabeza.

Deja de llorar o papá se va a enfadar.

Empiezas a oír un ruido blanco mezclado con los sollozos. Te giras para mirar detrás tuyo, pero no ves nada. Estás solo. El gimoteo y el ruido terminan tan rápidamente como empezaron y sólo queda el silencio, interrumpido por el sonido de la tormenta.

Volver

 

Anuncios