Reno

Observas la cabeza de reno, que te devuelve la mirada. De pronto sus ojos empiezan a brillar con un destello rojo. Aunque su boca no se mueve, oyes una voz hablándole a tu mente.

Busqué. Busqué durante toda una vida y nunca la hallé. Me perdí en mis recuerdos, en las dudas, en el miedo. Pero quizás contigo sea diferente. Sigue adelante. Tienes que encontrarla.” Te dice.

“¿Encontrar qué?” Preguntas en voz alta.

“La verdad. La única verdad. Quién eres. Por qué estás aquí. Qué es lo que va a pasar. Tienes hasta medianoche para encontrarla. Para entonces ya será demasiado tarde.” Responde.

 “¿Qué va a pasar a medianoche?” Preguntas tú.

Ya lo sabes. Ya sabes lo que ocurrirá. Todo lo que tienes ante ti ya ha pasado antes. Conoces todas las respuestas, sólo te hace falta volver a encontrarlas.” Te contesta. ” Date prisa y recuerda: No te fíes de Scott.”

El brillo en sus ojos se apaga y la voz en tu mente se calla. No vuelve a hablarte por mucho que lo intentes.

Volver

Anuncios