Puerta al sótano

Te aproximas a la puerta y escuchas un sonido que procede de ella, como si alguien rascara la madera. También oyes unos gemidos lejanos al otro lado. Acercas la oreja a la madera para escuchar mejor, pero de pronto la puerta cruje al recibir un fuerte golpe, que te echa para atrás. Caes al suelo, pero en cuanto te levantas el temblor ha parado y ya no escuchas nada, sólo un ruido blanco en tus oídos.
Únet͘ę ̀a noso̵t̨ros.
Mirar esa puerta te empieza a dar ansiedad. Decides que lo mejor es no volver a acercarte a ella.

Volver

Anuncios