Ojos

Detrás del montón de libros encuentras un objeto oculto: un tarro lleno de un líquido transparente con unos ojos flotando dentro. Pero no son unos ojos que te miran con ira ni juicio. Estos ojos están llenos de amor y ternura. Sin saber por qué, decides coger el tarro y llevártelo contigo. Quizás puedas encontrar un lugar para esos ojos.

Volver