Nota 3

Encuentras una nueva nota, pegada en la parte trasera de una de las revistas:

Ese día maté a la bestia y entonces me convertí en la bestia.
Desde entonces un hambre voraz se apoderó de mi.
Me arañaba las entrañas y me nublaba la mente

Nada podía satisfacerla.
Sólo el recordar aquel dulce momento,
En el que volvía a sentirme entero otra vez.
Aunque por mucho que lo repitiera, siempre acababa igual.

En una esquina de la nota hay un mensaje escrito con un color diferente:
“LA VERDAD SE ESCONDE A PLENA VISTA, DETRÁS DE TI.

Volver