Muerte

Avanzas de vuelta por el pasillo sumido en la oscuridad, acompañado únicamente por el sonido de tus pisadas. Vas pegado a la pared para evitar perderte. Poco a poco empiezas a discernir formas con la luz que se filtra por las ventanas. Sigues adelante hasta que encuentras con una figura humana en mitad del pasillo. Se trata de una persona corpulenta, ergida en mitad del pasillo y encarada hacia ti. Te resulta algo familiar, aunque sólo puedes distinguir su contorno, pero observas que no se mueve en abosluto, únicamente se queda quieta de pie, mirándote. Cuando tus ojos se adaptan un poco más a la oscuridad, te das cuenta de que se trata del hombre muerto que había en el dormitorio. Tiene la barba negra, la misma ropa ensangrentada y la misma mirada sin ojos llena de rabia, totalmente dirigida hacia ti. Empiezas a retroceder despacio, pero a la que das un paso el hombre empieza a moverse hacia ti. Intentas darte la vuelta y huír de él, pero éste te embiste y te echa al suelo. Tratas de levantarte, pero el peso del hombre te lo impide, es demasiado fuerte para ti. De pronto notas sus frías manos en tu cuello, estrangulándote y quitándote la vida. Tus intentos para resistirte son inútiles y pronto empieza a perder las fuerzas y la conciencia. Todo se vuelve oscuro.

Final

Anuncios