Nota 2

Hay una nota pegada en el espejo:

Busqué en mi reflejo y encontré a un extraño frente a mi.
Vestía igual que yo, hablaba igual que yo y pensaba igual que yo.
Pero no era yo.
Miraba con mis ojos, tocaba con mis manos y saboreaba con mi boca.
Pero no era yo.
Estaba tanto tiempo dentro de mí que empecé a pensar que el extraño era yo.
Entonces el cristal se rompió.
Y él salió.
Libre y sin nadie que le detuviera.

Volver

Anuncios