Cocina

Pasas bajo la atenta mirada del reno y entras en la cocina. Una linterna sobre la encimera ilumina la estancia con una luz parpadeante. La recoges e inspeccionas la habitación. Está todo muy limpio y ordenado. En una pequeña mesa, blanca y circular, hay puestos tres platos y tres pares de cubiertos, pero no hay comida alguna en ellos. Tampoco hay comida en la nevera, llena hasta los topes de cerveza, ni en los armarios. Hay una puerta que conduce al sótano, pero está fuertemente atascada y no se abre. No hay nada más que investigar aquí.

Avanzar al pasillo.

Volver

Anuncios