Ático

Te cuesta meter la llave en la cerradura por la falta de luz, pero cuando lo consigues, se abre fácilmente. Delante tuyo ves unas largas escaleras con una luz al final. El eco de tus pasos resuena a medida que subes por ella y llegas al siguiente piso. Se trata de una estancia pequeña y abarrotada de trastos, iluminada por la luz de una vela encima de una caja de cartón. Al lado de la vela hay un panfleto, así como varios periódicos y revistas de diferentes temas. Entre los objetos que hay alrededor encuentras: unos palos de golf, una caja llena de juguetes, una bicicleta con las ruedas deshinchadas, juegos de mesa olvidados, libros de todo.tipo, una cámara de fotos vieja y un viejo baúl. Sigue siendo medianoche, pero aquí el reloj parece no avanzar, como un refugio aislado de todo.

Volver