Capítol 47: Defectos i Virtudes

Hola a tod@s! Vuelvo a escribir, antes que lleguen los exàmenes y me hagan puré el cerebro.Otra vez he vuelto a incumplir mis promesas y he dejado abandonado este blog demasiado tiempo. Sobre eso solo os puedo decir que he pasado unos meses terribles, horripilantes, etc. pero que ahora las cosas empezarán a ir a mejor. O al menos esa es la intención.

Para compensaros, y tambien para hacer un poco de auto-terapia, os contaré en exclusiva, para todos mis lectores (que en este momento y esta época, serán muy pocos), mis 6 peores defectos y mis 6 mejores virtudes:

Defectos

1-Tengo pelo, mucho pelo: Demasiado pelo. Por razones genéticas que aún no llego a entender, he heredado de mi padre este extraño rasgo de mi cuerpo: el pelo. Me crece en muchos sitios: la cara, la cabeza, los brazos, las piernas, las axilas y otros sitios que es mejor no mencionar si no quiero que censuren el blog. Y lo sé, me direis que existen muchos tipos de depilación, pero o son muy caros, muy dolorosos, o tienes que estar cada X tiempo haciéndolo. Y yo nunca pienso sacrificarme por la belleza (hasta que me enamore claro, entonces todo cambia).

2-Soy muy tímido: Patologicamente tímido. Me cuesta mucho relacionarme con la gente cara a cara, decir lo que pienso y maneter contacto social. Tengo q hacer toda una serie de preparativos mentales para decidirme a saltar a la piscina (y aún así, en medio de la caída, aún puedo echarme a volar). En gran parte se debe a las desastrosas relaciones sociales que he tenido con mis compañeros de colegio e instituto, épocas de mi vida que intento no recordar y dejar a un lado, pero que suelen voler a la carga cuando menos te lo esperas.

3-Pierdo/Olvido cosas: Sin cifras exactas, he perdido 11 mobiles, 2 relojes, 3 gafas graduadas, 4 mp3, 6 videojuegos, 4 paraguas, 28 llaves que se han quedado en casa, 2 DNI’s, Infinitos lápices y gomas de borrar, y muchas cosas más que ahora no puedo acordarme. Eso se debe a mi memoria selectiva, que tiende a recordar lo que ella considera importante, y a mi tendencia a irme con prisas y sin pensar. Trato de mejorar en ese aspecto, pero da igual lo que haga, siempre me acabo olvidando de algo.

4-Soy un (ciber)pesado: Debido a mi naturaleza tímida que he dicho antes, no suelo relacionarme con mucha gente… excepto en internet. Y es por eso también que muchas personas me consideran un pesado: porque no paro de hablarles, de preguntarles cosas, de repetirles mil veces lo mismo, de insistir e insistir e insistir, etc. No se nunca cuando parar, cuando he cruzado la última línea, y cuando es mejor rendirse y quedarse callado. Eso se debe a mi necesidad de interacción (que en el mundo real se ve bloqueada por la timidez) necesita satisfacerse de algún modo. Por eso no me canso nunca de hablar con mis ciberamig@s, los quiero demasiado. 🙂

5-Me infravoloro demasiado: Se que no debería, pero a veces no puedo evitarlo. Tengo tendencia a recordar todos los errores que he cometido y a olvidar las cosas buenas que me pasan. El ser humano es así y yo no voy a ser menos.

6-Tengo miedo al fracaso: Mis desastrosas relaciones sociales (y virtuales también), me han dejado claro que es mejor pensar las cosas dos veces. Y si es posible cinco. Y si es importante, cien. Eso combinado con mi naturaleza tímida y mi pesadez ya mencionadas, hacen que relacionarse conmigo sea algo difícil en un principio y que cuando las cosas van a peor, me desespere y empiece a hacer/decir tonterías. Me derrumbo ante la presión del fracaso y eso solo hace que las cosas a peor, enfin, un ciclo infinito y estúpido.

Virtudes

1-Soy muy comprensivo: No me vereis nunca quejarme o juzgar a alguien antes de conocerlo (o almenos no con frecuencia). Mis muchos errores y mi capacidad de empatía me han echo entender que es mejor ser comprensivo y tratar de ver las cosas desde la perspectiva del otro que no quejarse todo el rato por gilip***eces.

2-Soy inteligente: Se me dan bien las mates, las ciencias, la lógica, la programación, y en definitiva, cualquier cosa q tenga q ver con números y con pensar. Tambien se me dan bastante bien los idiomas, aunque a veces se me olvide practicar. No es que sea uno de esos superdotados que pueden calcular la raiz quadrada de un número de cabeza, pero he de admitir que se me da bastante mejor que a la mayoría.

3-Mi mundo interior es muy rico: Me gusta imaginar, escribir, dibujar, inventar, enfin, un montón de cosas creativas. Mis libretas están llenas a rebosar de dibujos, tanto como mi cabeza esta llena de histórias y fantasías. Y aunque la mitad de ellas son copiadas/basadas en otras cosas que he visto, trato de ser original en todo lo que hago.

4-Por mis amigos ma-to: Bueno, es un decir. Pero sí que es verdad que soy muy generoso y no me importa compartir o hacer lo que tenga que hacer por un amigo (siempre que se me pida correctamente y sea razonable).

5-Puedo ver el otro lado de las cosas: Normalmente la gente se conforma con ver un solo lado de las cosas: el que cree que es el correcto, ya sea malo, bueno, prejuicioso, etc. Yo trato de reconciliar las dos partes e intentar ver siempre los dos lados de la misma moneda, que al final, no llegan a ser tan diferentes.

6-No engordo: Da igual lo que coma, nunca he estado gordo, almenos por ahora. Y aunque no m importen mucho la estetica y la vanidad, he de decir que es muy útil poder comer de todo sin temer a las consecuencias. Además, alguna virtud absurda he de poner xD

Muy bien, eso es todo por hoy. Nos veremos un día de estos (si sobrevivo a los exámenes).

Adios.

Anuncios

Un comentario en “Capítol 47: Defectos i Virtudes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s