Capítulo 40: El último que queda

Este texto está diseñado para ser leído dos veces. Como todas las buenas ideas, me vino mientras me duchaba. Disfrutadlo.

Soy el último que queda. Todos los demás han sido capturados sin compasión. Qué voy a hacer? Debería huir o intentar salvarlos? De un modo o de otro, no sé si podré conseguirlo. No dispongo de armas y nunca he destaco por mis habilidades de lucha. Lo único que tengo es mi ingenio y mi capacidad de improvisacion. No es un gran consuelo…

El enemigo está por todos lados, pero por suerte el terreno boscoso ofrece muchos escondites. Desde el mío puedo avistar la base enemiga, situada entre cuatro grandes árboles que forman un cuadrado. Ahí es donde se encuentran mis compañeros capturados.

Doy un suspiro. Podría escapar y esperar a que todo se acabara, pero entonces estaría dejando de lado a mis seis amigos y amigas, mis camaradas. Pero si fracaso en mi intento de rescate, todo habrá acabado y la deshonra caerá sobre todos. Dios, porqué me metí en este juego?

Al final, decido salir e intentar un rescate sigiloso. Voy avanzando despacio, ocultándome de árbol en árbol, procurando no ser visto. Mierda, oigo pasos. Me quedo muy quieto, con la espalda pegada al tronco, mientras las pisadas se acercan. Oigo a un par de ellos conversar tranquilamente. Cada vez los oigo más cerca, el sudor gotea por mi frente. Pero las pisadas pasan de largo. Me espero un segundo y luego, sigo avanzando con sigilo.

Cada vez me voy acercando más a la base y a mis compañeros. De pronto, oigo un ruido y me echo al suelo, tras una roca. El corazón me late con fuerza, me quedo quieto, con la cara hundida en la hierba, hasta que comprendo que el sonido que oí era el de un pájaro. Uf. Me levanto tras la roca y veo a uno de ellos a quince metros de distancia, mirándome fijamente. Empieza a gritar.

Rayos. Adiós al rescate sigiloso. Empiezo a correr como un condenado en dirección a la base enemiga, mientras el que gritaba me persigue. Queda muy poco trecho, quizás lo pueda conseguir.

Al tipo que gritó se le unen los dos que oí conversar antes, pero gracias a mi cuerpo ágil, no consiguen alcanzarme. De repente, aparece otro justo delante mío, pero consigo hacer una finta y lo esquivo. Otros dos se lanzan sobre mi desde detrás de un par de árboles, pero otra vez mi cuerpo ágil consigue evitar que me atrapen, encontrando un hueco entre los dos.

Quizás sí que tenga alguna cualidad más a parte de mi intelecto. Estoy llegando a la base, donde ya puedo ver a mis compañeros y aún no han conseguido pillarme. Ya puedo oler el sabor de la victoria, cuando un fuerte brazo coge el mío y me impulsa hacia atrás. El enemigo, más grande y fuerte que yo, no deja que avance un paso más. Mierda. Tenía tantas ganas de llegar que no vi como se me acercaba uno de ellos por el lado. Todo ha terminado.

Y en efecto, todo ha terminado. Suena la campana del fin recreo y todos empezamos a andar hacia el colegio. El niño que me sujeta el brazo se va a reír con sus amigos ganadores, mientras que mis compañeros de equipo me dan palmadas en la espalda diciéndome que ya habrá más suerte la próxima vez que juguemos. Yo asiento y les doy las gracias, mientras contemplo la pineda, hogar de todos nuestros juegos de infancia, preguntándome qué me habrá puesto mi madre en el bocadillo.

FIN

PD/ Mai us ha passat que heu tingut una idea molt gran a la dutxa? Creieu que es podrien fer brainstorming’s amb sis o set nois i noies ficats a la dutxa? Ajudaria a la creació d’idees?

PPD/ No em prengueu per pervertit, anirien tots en bañador.

 

Anuncios

Un comentario en “Capítulo 40: El último que queda

  1. Bona pregunta… Home, si tens una dutxa ben grossa (del plan de les dels pavellons o les piscines municipals) llavors, potser si que podria anar bé, no? xD Tot i que a mi, personalment, les idees em vénen en els moments aquells en què fas el manta al llit, decidint si t’aixeques o dorms una mica més, o bé quan somies, i et despertes i t’aferres a un detall del somni… no sé.

    La inspiració bé quan menys la busques, ànims! ^^

    PD: Ja havia suposat que la gent aniria amb banyador, no imagino la gent en pilotes a no ser que es tracti d’un lloc nudista 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s