Capítulo 15: Carta al Amor

Querido amor,

llevo buscandote durante mucho tiempo, no sabes cuanto. No sé tu rostro ni tu nombre, ni siquiera si nos hemos encontrado antes. Pero sé (o quiero creer) que existes y que algún día estarás ahí cuando te busque.

Chica, a veces me irrita tener que ser yo el que tenga que buscarte, que cortejarte, que lanzarme al vacío, que dar el primer paso. Y si me molesta es porque soy un cobarde, quizás por eso no te encuentro, porque no me atrevo a encontrarte. Espero tener algún día el valor para atracarte y quitarte un beso, para secuestrarte hacia nuestro paraíso, para robarte todo lo que me tengas que dar.

Amor, no espero de ti grandes cosas, solo algún beso vespertino, solo algun abrazo en la cama, solo algunas palabras balsamicas, solo que te quedes y me acompañes en ese nuevo camino que juntos construiremos.

Compañera de viaje, se que el camino no será fácil. Principalmente porque como todos tengo mis defectos (que no son pocos) y que suelen complicar las cosas bastante. Estan mis miedos y mis dudas, mi ignorancia y mi estupidez, mi pasado y mi oscuridad. Siempre estoy intentando cambiarlos, peor aún así te pido que los aceptes, al igual que yo haré con los tuyos. Si no puedes, lo entenderé. Pero no puedo mentirte ni negar lo que soy.

Amiga, no te puedo prometer grandes cosas. No quiero mentirte, no quiero traicionarte antes de empezar. No te diré que seremos felices siempre, esa ficción irreal e ilusoria que perdura solo en los anuncios, ni que te traeré flores bajo tu ventana todos los días, no tengo tanta memória (aunque quizás caiga alguna rosa en fechas especiales). Tampoco te dire que te amaré eternamente ni que serás la única para mi, primero porque no conozco el futuro, y segundo porque no quiero que el amor sea una cadena que nos ate, quiero que seas tu la que decida volar junto a mi.

Tampoco tengo muchas cosas que darte. No tengo mucho dinero por ahora, ni tan solo un físico del que presumir. Tan solo tengo mi cerebro, que a veces no funciona como debería, unas palabras bajo la manga, que no suelen ayudar mucho, y ganas de soñar, que no es mucho. Pero si que diré que a cada piedra que se nos cruze por el camino, allí estaré yo para sortearla juntos, siempre oyente, a veces hablante, muchas veces acertado.

Cariño, no se que más decirte. Podríamos hablar de reglas y permisos que nos impondríamos cada uno, pero sinceramente, no entiendo mucho de estas cosas y se que al final acabaré metiendo la pata, así que mejor no hablar de ello por ahora. Solo decirte que te querré y procuraré hacerte el menor daño posible, dentro de lo que cabe. En este sentido tendrás que tener paciencia conmigo, la misma infinita paciencia que tendré contigo.

Cielo, espero que algún día nos encontremos, da igual que sea pronto o tarde (aunque por una jodida vez me gustaría que fuera a tiempo), sea donde sea, y seas cual seas y decidas caminar junto a mi por el camino de piedra. El que nosotros vamos construyendo.

Afectuosamente,

Un Servidor.

 

PD/ Próximo Capítulo: 12 de febrero

Anuncios

2 comentarios en “Capítulo 15: Carta al Amor

  1. … res a dir, adoro les cartes!

    Per una vegada, crec que el meu comentari sobra una mica a l’escrit, no sé que dir… només que penso com tu, i que tot i que no sempre tot sigui de color rosa, m’agrada viure així, epserant una trobada fortuïta, una abraçada o un petó (depenent del dia, és clar)… 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s