Capítulo 12: Identidad

Fuente: google

Despierto de mi sueño intranquilo, más cansada que cuando me acosté. Tengo miedo a levantarme, y no se porqué. Siento un escalofrío al salir de la cama, y no se porqué. Recorro el pasillo hacia la ducha como lo haría un sentenciado. Y no se porqué.

Quizás lo supe en su momento, cuando el miedo era parte de mi vida. Miedo en cada comida, en cada cena, miedo a sus miradas reprochadoras, a su puño rápido y fácil, a mi silencio vergonzoso. Miedo a él. Ahora ese miedo parece más alejado y distante, difuminado por el paso del tiempo. Pero aún perdura el dolor de mis cicatrices, las cicatrices de un amor posesivo, que golpea sordo bajo el torrente de la ducha.

Cuando salgo empapada y tiritando, mi cara se refleja en el espejo. Me mira, inquisitiva, y no se contestarle. No sé su nombre. Sé que ahora me llamo Sandra, que hace un par de meses me llamaba Ester y sé que en su momento tuve un nombre que escogieron mis padres, no yo. No es que no recuerde quien soy ni lo que fuí, simplemente es que todos los nombres me parecen iguales: ninguno corresponde con mi rostro.

He llevado tantas máscaras, intentando huir de mi pasado, intentado huir de él y su puño, que ya no sé distinguir mi rostro verdadero. Tengo un nombre y lo recuerdo, pero aún así me parece tan distante como el miedo al que está ligado. Ya sólo es otro vestido más que ponerme, otra máscara que atarme, otra identidad que interpretar.

Salgo a la calle, vestida de Sandra. Recorro el camino hasta mi coche, con los pensamientos zumbando en mi cabeza, hasta que una voz, ronca y profunda, me devuelve a la realidad.

“Hola Elena” dice la voz. Su voz.

El nombre y su miedo vuelven a mí deprisa. Antes de que poder girarme, antes de poder gritar, antes de poder hablar siquiera, él saca su pistola y dispara su gatillo, que siempre fue rápido y fácil, y caigo al suelo, envuelta en un charco de sangre. La bruma de la inconsciencia me abraza, mientras maldigo cien veces mi suerte, cien veces mi pasado, cien veces mi nombre, mil veces él.

Parece el fin. El único fin posible de esta história. Pero no es así.

Despierto en el hospital, vestida de paciente anónima. Un médico amable me informa de mi situación: no hay lesiones permanentes, por fortuna. Pregunto por él, mi marido. Me contesta que fue detenido i que ahora está en la cárcel. Un sollozo de alivio suspira mi cuerpo, aunque sé que no es el fin:  no se puede encarcelar el miedo que siento. Ni tampoco a él. Pero aún así, me da tiempo, un tiempo radiante y precioso sin él.

Durante mi estancia en el hospital, empiezo a deshilar la historia, a recordar todos los nombres que he tenido y lo que he aprendido de ellos. De Elena aprendí a tener miedo, a sobrevivir en la miseria, a huir en el momento preciso; de Ester aprendí a actuar, a estar despierta toda la noche, a no confiar nunca en nadie; y de Sandra aprendí la paz de la rutina, el sabor tranquilizador del te, el sueño intranquilo que me abraza por las noches. Y empiezo a crear otra identidad, más sincera y justa. Más real.

FIN

No he trobat el vídeo, així que poso l’enllaç amb l’Spotify:

Ismael Serrano – No Reconozco

PD/ Sé que estem en época d’exàmens, pero necesito possar això per relaxar-me.

PPD/ Visiteu les noves enquestes que he possat!! A la pestanya de dalt!!

Anuncios

Un comentario en “Capítulo 12: Identidad

  1. Uau! Davant de tot això només puc dir… visca les personalitats múltiples, visca l’amor propi, i visca la reminiscència de cada record, que per molt doloròs o per molt feliç que fos, al final només queda en això, en un record, en una vivència que, per sort o per desgràcia, ens fa més forts i ens ensenya alguna cosa…

    Molts ànims per tot (vida d’estudiant), i per cert… molt interessant la cançó, fa reflexionar força!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s